Kétchup

Kétchup

Napoleón. Chicago. Azul.

convoco nombres donde

un lugar

una mesa de un día

una baldosa rota y algún veneno

entre los dientes. cerca de

algún lugar que encuentra respuesta

y un

y un

teléfono que no suena.

está atardeciendo entre la oscuridad

que viene como la muerte

la noche no queda espacio

para decir que no, no, no-somos

solos de un lugar cerca de aquí

no están mis padres ya muertos

y yo y ella y tú que lees

estas palabras

los tres comomezclados

-tan cerca-

esperando decir esperando encontrar

algo

importante y excusarnos y devolver

tanta belleza rota

de una vaca

convertida en (una jodida) hamburguesa con kétchup.

 

 

Poema extraído del poemario El secreto de Zelda Zonk

Anuncios

El parque al lado del super

gorriones

                                     Los gorriones saltando

                                     de rama en rama.

                                     Las ramas repletas

                                     de yemas las ramas desnudas

                                      repletas de yemas.

                                      Y dos ancianos:

                                      un hombre y una mujer

                                      sentados en un banco

                                       -quietos-

                                       tomando el sol de invierno.

                                       Ella

                                       lleva una bufanda roja.

Creo

creo-

Creo que sería capaz
de matar a tu padre por volver a verte.
Y así,
encontrar una excusa atroz
para romper el silencio
y el desencuentro que nos separa.

Creo que sería capaz
de matar a Dios
por jugar con nosotros
y abandonarte
y condenarme
Solo


¡Solo!

 

Hasta creo que podría fingir
ser poeta o sombra de espantapájaros
que riega las flores de plástico
atadas a la farola
que lleva tu nombre.

dedicado a todos los nombres
atados a una valla o farola
en la carretera