Irrepetibles

nieve

Una mujer embarazada protege con la mano su vientre.

Nieva.

Suena como el crepitar de una hoguera.

Suena

otras veces silencio.

Una niña sonríe y coge de las hojas de dos pequeños tejos

un puñado de cielo y se lo da a su madre.

Las agujas de los pinos se tiñen de blanco a trazos como canas.

Una compañera del trabajo, que hoy se jubila,

sale a la puerta a fumar un cigarro mientras

ve caer los copos los segundos

irrepetibles.

Diana

Poema publicado originalmente en La Poesía No Muerde (https://lavidaenpoesia.wordpress.com/) sobre una foto de Josep García (http://salvela.wordpress.com)

diana-190

En los raíles el paisaje

son jirones verdes.

Una mariposa, un pájaro,

un árbol japonés podrían ser

un cuento. O tus labios.

Pero yo, quiero decir, en mí

son bombas de papel

que arrojo a la papelera y me miran

con cien ojos como espadas o lobos en la noche ( blanca )

pidiendo comida:

                                   una torta

                                   algo de leche ( negra )

para calmar el hombre.

Y ellos los intentan. Por dios que sé que ellos lo intentan.

Intentan sacarme de aquí, al otro lado del espejo,

mastican serrín y sonríen

después de comer limones y las duchas frías.

Pero es inútil.

Ya no sé qué adicción fue primero

si el alcohol, la cocaína o tú.

Solo queda hacer de esto

una cesta de fuego.

                                   Un esqueleto de palabras.

Y la soledad.