Mi cabeza

astronauta pecera

mi cabeza

es una pecera

donde los peces giran y giran

y giran locos. 

alguien los echó de comer                                        

alguien extraño

alguien

que siempre estuvo ahí –agazapado-.

(el otro día vi un gazapo / lo vi un instante /pasaba con el coche/ antes de salirme de la carretera/ y comprendí inmóvil/ el porqué alerta y frágil de esta palabra: como la vida/ es un algodón que huye/ entre pequeñas nubes de polvo)

mi cabeza

tiene forma de casco de astronauta

que mira las estrellas

(porque esa luz/ o cualquier luz/ puede ser una estrella que ya no existe por ejemplo)

que tiembla –como yo- y gira

y giran y giras alrededor

de la farola la polilla –apagada-.

las farolas, me refiero.

y el sol sale a ratos y esa luz

blanca como al nacer

nos ciega y la música en silencio y nosotros

obscenamente tristes seguimos

sin encontrar respuestas en la cocaína

y ya toca mirarnos

nuestras caras leprosas saliendo de la discoteca.

 

Poema del libro El secreto de Zelda Zonk

Anuncio

marilyn paracaidas

Hola amigxs. Quería aprovechar el primer día y la primera entrada de este año para anunciaros la próxima publicación en primavera de mi primer poemario que ha decidido llamarse (sí, los poemas deciden por si mismos, tienen vida solos más allá de la mano que los intenta rozar con palabras) El secreto de Zelda Zonk. Quiero agradecer también a la Editorial Entricíclopes y en concreto a Juan Pedro la confianza y ayuda depositadas para este salto en paracaídas sin las cuales nunca habría sido posible.

Un abrazo a todxs.

Os deseo Feliz Año Nuevo.

Manuel.