Los mirlos no

Rothko_OrangeAndYellow_1956

espacios amarillos

                            guías telefónicas

                                                       hojas

de papel reciclado

nuestras fotos que se hacen cada vez más sepias cada vez más borrosas

perdido en un horizonte de adentros

el puente eternamente puente

en mitad de un mar

amarillo

sin orillas

¿te has fijado que las huellas también son ausencia?

hoy han talado el árbol donde

jugaba a ser Arconada

y los mirlos no

cantan

¿por qué ya no cantan?

SOLO

TAJO

La noche y la soledad son hermanas.

Y la única luz que espera en casa encendida es

la de un frigorífico vacío o la de un microondas loco

que gira

que gira

dando vueltas a mi cabeza precocinada.

 

El silencio

y la soledad son hermanos.

Y la única voz que me da la bienvenida

es

un televisor con noticias siniestras

o la radio

con canciones que se repiten

una vez

y otra vez

el mismo día, a la misma hora,

miércoles y fines de semana alternos

como un disco rayado por la uña trágica de Ella.

Sí, lo sé,-no digas nada-

todo esto lo hago para no escucharme;

lo hago, para  no oír la voz de mis pasos que aún descalzos

gritan:

“Estás solo”

Soy el rumor de una habitación sin cortinas.

Soy la g

        o

        t

        a que cae al fregadero.

                    El tic tac

de una noche en vela.

Soy el brazo dormido. Soy

un eco de mí mismo que se apaga.

 

La soledad y yo

somos hermanos -casi amantes-.

Y paso largas horas hablando con Ella

(como una beata pecadora con su rosario) en silencio;

en una letanía que a veces deja escapar

una palabra (en voz alta),

por ejemplo “ azul” o “cerca”;

que suena tan extraña como dicha

por otro,

como la nota que se escapa al aire

y la canción de la fiesta

sigue sonando en la cabeza… (hasta la locura)

Entonces, en esa otredad

-en esa otra casa-

descubro y confundo la realidad

y como un microondas -perdón- como un loco

grito en la oscuridad : “Ella”

Sólo la tienes a Ella.

Sólo a la soledad.

Sólo. Solo.

Hopper y Williams

HOPPER -Dos cómicos-

[…]

Ése fuy yo,
                       un gorrión.
                                         Hice lo que pude,
adiós.

Creo que podría estar hablando días de la sinceridad del trazo de Hopper y la pureza del verso de Williams; de la extraña relación que me llega de ambos; de este cuadro Hopper que fue su último cuadro y cómo se representa anciano junto a su mujer despidiéndose en el escenario como «Dos cómicos». Y del poema de Williams «El gorrión» que le dedica a su padre. Siempre que veo este cuadro me recuerda el final de ese poema; y siempre que leo «El gorrión» veo dos cómicos despiéndose.  Creo que el Arte (Música, Pintura, Poesía, Teatro…) es éso: intentar hacer el mundo algo más bello, de manera sincera, haciendo lo que podemos…

Ayeres

???????????????????????????????

un descubrimiento:

los restos de ayeres

después de haber caído al agua

desaparecen de los radares,

de las imágenes en satélite,

sin dejar tan siquiera

una mancha.

solo los reflejos recuerdan:

el fuego en las nubes

la hoja del arce cayendo

o aquel atardecer ( en el que te fuiste )

y yo, ahogado

entre tu sombra y los restos del fuselaje.

 

los medios de comunicación

dan como principal sospechoso

al doblador del Pato Donald.

 

Pintura: Abuelo en el atardecer
Autor: Raúl Rodriguez Barragán

Kérkyra

juan correa

Algunas piedras viven demasiado

al menos, en parte,

en cada trozo, en cada

cana craquelada.

Y sin embargo las flores

en las nubes la

lava en las nubes

desde esta ventana rota con

pájaros y hojas y limones y estrellas y

 

Como esa luz

que atraviesa el hielo

que se derrite.

 

Pintura: Kérkira
Autor: Juan Correa expuesto en galeria Marlborough.

Sombreros

Manirroto

Es verano.

Veo sombreros paseando.

Y he caído en la cuenta que la diferencia

entre una calabaza seca y un espantapájaros

es un sombrero.

La sombra

de un sombrero

es una persona con forma de nube.

La sombra de la sombra de un sombrero es

un espantapájaros nube que mira  ( con ningúnojos )

el frescor de las sombras:

de Elvis Presley, de manzana verde, de sopa de letras para escribir la palabra

P-O-R-T-A-V-I-O-N-E-S o T-E-Q-U-I-E-R-O por ejemplo.

Pero, sin duda, la nube con forma de sombrero

es

a veces – pocas-

 

una boa

boa sombrero

Imagen 1: "El manirroto" de Pedro Casariego
Imagen 2: "Boa cerrada" de Antoine de Sant-Exupery