Esta calcomanía

Esta calcomanía

en la pared

que ahora me llega

a la rodilla

la pegué  yo.

Casi puedo oler

freírse las patatas

de la tortilla

de la cena

de esas noches.

Las madres

nos llamaban a gritos

desde las ventanas.

Cinco minutos más… mamá.

¿A qué jugamos?

Todavía tengo la cicatriz

de la bici.

Está en la rodilla.

Es como una calcomanía.

4 pensamientos en “Esta calcomanía

    • Muchas gracias Paloma. El otro día fui a ver a mi mamá. El barrio donde me crié y crecí. Cuando vi esa calcomanía una tormenta de recuerdos me golpeó como gotas de verano. Leyendo tus relatos imagino que hemos tenido una infancia similar llena de esos momentos: jugar al rescate, ver la serie V, sentarse en familia con el 1,2,3…
      Qué suerte hemos tenido…
      Un abrazo.

      Me gusta

Escríbeme unas palabras en la corteza del baobab

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.