Luego

Después de la tormenta

atardece.

Dos niños

pisan charcos

y

hacen saltar las gotas que

brillan

al trasluz.

Otra

(una niña pelirroja con abrigo violeta)

pasea

con su padre de la mano;

lleva agarrada de una

cinta roja

un perro pequeño, canela y tuerto.

Luego

se encienden las farolas.

luego2

Anuncios

4 pensamientos en “Luego

    • Muchas gracias aunque no es tanto mérito mío como la suerteque he tenido de poder ver ese momento poético. Y es una suerte doble el poder compartirlo y con ello recordarlo de nuevo con mis amig@s.
      Un abrazo.

      Me gusta

    • Muchas gracias. Creo que la clave de la vida está en intentar acumular cuantos más de esos momentos cotidianos mejor, que por pequeños muchas veces pasas desapercibidos. Me alegra mucho que te haya gustado mi intento de intentar compartirlo de una forma poética.

      Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

Escríbeme unas palabras en la corteza del baobab

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s